El olivo: tesoro de España

El Día Mundial del Olivo se celebra el día 26 de noviembre. Fue la UNESCO el organismo que acordó en la 40ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO en 2019 que este día se conmemorara este árbol que es “mucho más que un árbol de nudoso tronco: es un emblema que materializa los valores de la paz, la sabiduría y la esperanza, valores que hoy, en este Día Mundial, queremos celebrar” (Audrey Azoulay, directora General de la UNESCO).

El olivo en España

El olivo es representativo del paisaje español, de sus campos y sus gentes. El cultivo del olivar, y la industria asociada, son un factor clave para la economía española. Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación,  más de 350.000 agricultores se dedican al cultivo del olivar, el sector mantiene unos 15.000 empleos en la industria y genera más de 32 millones de jornales por campaña. El olivar abarca 2,75 millones de hectáreas de las cuales 2,55 millones de hectáreas pertenecen a olivar de almazara (93% del total de olivar). Este cultivo tiene presencia en 15 de las 17 comunidades autónomas. En cuanto a regiones, Andalucía es la que concentra la mayoría de la producción con 1,67 millones de hectáreas, con Jaén como provincia sobresaliente. 

El olivo brinda a la gastronomía española uno de sus mayores tesoros, de ahí su denominación como oro líquido. El aceite de oliva es uno de los pilares fundamentales de la dieta mediterránea y uno de los productos que mejor nos representa allende nuestras fronteras. España es el primer exportador mundial de aceite de oliva y el máximo productor. El aceite que se elabora en nuestro país supone el 70% de la producción de la Unión Europea y el 45% de la mundial.

Por comunidades autónomas ,el 80% de la producción de aceite está localizada en Andalucía. Le siguen Castilla La Mancha y Extremadura, con un 8 y un 4%, respectivamente. 

Campaña 2022/2023

Para esta campaña se prevé una cosecha más reducida en toda la geografía española. La falta de agua y las altas temperaturas han provocado un descenso generalizado de la producción de norte a sur de España.  

En Andalucía  se prevé un volumen de producción de aceite de oliva de 587.000 toneladas, casi un 50% menos que la campaña anterior. Según recoge el aforo de producción de olivar, elaborado por la Junta de Andalucía, “las extraordinarias e intensas olas de calor sufridas durante la floración y cuajado inicial han tenido como consecuencia que el número de frutos se encuentre significativamente por debajo de la media”. 

Estas previsiones a la baja se repiten en las demás regiones productoras. En Castilla La Mancha Cooperativas Agro-Alimentarias prevé una cosecha de aceituna un 25% inferior a la del año pasado. Extremadura estima que la reducción de la campaña de aceituna será del 80%. También en Navarra se prevé un 35% menos de producción y en Cataluña, que caería de 39.068 toneladas a 19.000.

Las perspectivas para los próximos años señalan que el cambio climático seguirá siendo uno de los grandes desafíos a los que debe hacer frente el sector olivarero y sus consecuencias seguirán provocando variaciones anuales en el rendimiento y la calidad del aceite. 

Desde la agronomía, se pueden paliar estos efectos negativos para que tengan una mínima incidencia en el cultivo. Por ejemplo, la Biotecnología de EDYPRO adaptada al cultivo del olivo, puede aumentar el rendimiento graso logrando más kilogramos de aceite por hectárea, así como mejorar el estado del arbolado con bastantes reservas para asegurar una buena cosecha en los años posteriores.

Conoce más aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad