Carta de un agricultor

Soy Alejandro Maña, agricultor de Castellón. Biznieto, nieto e hijo de agricultores y, gracias al destino, no soy padre de agricultoras. Y digo esto al verme excluido, tanto social como económicamente, por parte de la Administración Pública, de los políticos, de las asociaciones agrarias … Y sobre todo, por vosotros, la PRENSA escrita y hablada.
Estupendo que el señor Feijóo se reúna con el mundo del azulejo y que vosotros le deis pábulo ¡cuánta falta nos hacen los jornales de esa industria!
¡Bien por exponer los graves problemas de la sufrida hostelería en muchísimos de vuestros espacios radiofónicos!
Pero, por favor, dedicadnos un poco de vuestro tiempo a los productores agrícolas ( incluido Feijóo), pues a parte del problema coyuntural del mercado por el cual los consumidores pagan un 1000% ( o sea 10 veces mas) de lo que cobramos los productores, ahora nos ha venido encima el pago del tope del gas, sin que nadie, repito,  nadie, haga algo al respecto.
Ni en la época feudal se sometía a los labradores a tal injustificable tasa o diezmo para mayor riqueza de los poderosos (iglesia y gobernantes antes, ahora las grandes compañías eléctricas que cuentan por millares los millones de beneficios trimestrales).
Resumo diciendo que nos resulta ya imposible regar nuestros campos y no por falta de agua. Nos vamos a quedar sin producción agrícola propia y sin el espectacular PAISAJE citrícola que tantos convenientes aporta a nuestro pueblo levantino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad