Tradición y calidad en tierras aragonesas

Aunque es difícil asociar un alimento concreto a Aragón, lo cierto es que es una gran región productora. De la materia prima agraria de todo el territorio nacional, más del 10% tiene su origen en esta comunidad autónoma. 

Vamos a ahondar más en los cultivos destacados de Aragón y a conocer qué los hace tan especiales.

  • Cereal. Aragón destaca por el cultivo de cereales de invierno, que ocupaba una superficie, en 2021, de 786.185 ha. y generaba una producción de 2.826.105 tm. Por especies de cereal, el cultivo extensivo más importante de la región es la cebada, ocupando más del 50% de la superficie de cultivo y con una producción de 1.698.359 tm. Le siguen el trigo blando y el trigo duro, que están creciendo en los últimos años, la avena y el centeno. 
  • Arroz. El cultivo de este cereal fue marginal durante muchos años en Aragón, pero en el último medio siglo se ha recuperado, especialmente en Huesca y Zaragoza, con una superficie de 6.013 ha. Se trata de la quinta región productora de España y lo hace sobre tierras nuevas y regadas por la fría y limpia agua de los Pirineos. El resultado es un arroz pequeño, de grano redondo y que, en cocina, asume con facilidad los sabores de los ingredientes que lo acompañan. Esta zona se considera la más complicada para cultivar el arroz, porque el clima condiciona mucho. Con motivo los productores aragoneses de arroz merecen un reconocimiento especial.
  • Fruta de hueso. Aragón lidera la producción de fruta dulce de hueso con una media anual de 650.000 toneladas aproximadas, sumando albaricoques, melocotones, ciruelas, cerezas y nectarinas, y una superficie de 40.000 ha. repartidas por toda la comunidad autónoma. Una de las frutas más conocidas de la región es el melocotón de Calanda, que tiene Denominación de Origen Protegida (DOP). Son frutos de la variedad “amarillo tardío” que se caracterizan por su color entre el amarillo crema y el amarillo pajizo, pudiendo presentar una chapa roja.
  • Hortaliza de verano. Aragón también dispone de huerta que produce variedad de verduras. En la temporada de verano destacan la berenjena, la judía verde, la col lombarda y la borraja. Esta última es una de las hortalizas más típicas de la región y cuenta con una gran tradición culinaria. 
  • Olivar. El olivo se lleva cultivando desde hace siglos en tierras aragonesas y se extiende desde el norte de Teruel hasta Los Pirineos (Huesca). Entre las variedades que se cultivan, destaca la Empeltre, que se caracteriza por la calidad del aceite que proporciona. El ‘oro líquido’ en Aragón cuenta con dos denominaciones de origen protegidas (DOP): Aceite del Bajo Aragón y Aceite Sierra del Moncayo. 

¿Qué otros cultivos aragoneses podrías destacar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad