¿Cómo proteger los cultivos frente a las altas temperaturas?

altas temperaturas cultivos calor edypro

Uno de los factores que más inciden en los cultivos y que más pérdidas económicas causa en ellos son las temperaturas y las condiciones climatológicas, bien sean extremadamente frías o extremadamente calurosas, así como otros fenómenos meteorológicos como pueden ser el  granizo.

Con la llegada del verano, la temperatura se eleva y cada vez, debido a los efectos negativos del cambio climático en la atmósfera, son más acusadas las olas de calor.

Los efectos del estrés por calor y altas temperaturas en los cultivos son muy sencillos de identificar. La disminución de la fotosíntesis en las plantas durante los días calurosos, reduce la respiración de la planta provocando la oxidación y deterioro de los tejidos vegetales. Estos resultados se aprecian de una manera muy evidente, y a simple vista, en quemaduras en las hojas jóvenes y brotes y marchitamiento de las plantas.

Desde EDYPRO hemos preparado estos tips que te pueden resultar útiles para proteger tus cultivos del exceso de calor.

1-Aumentar la frecuencia hídrica (no el tiempo de riego). Esto es incrementar el número de riegos que se realizan en tu cultivo o finca. Es importante que el agua llegue al bulbo que es la zona donde se ubica la raíz de la planta. Si aumentamos el tiempo o las horas que estamos regando lo que conseguiremos es mojar una mayor superficie de tierra o saturar las capas inferiores del suelo, pero esto no quiere decir que la planta tenga una mayor disponibilidad del agua.

Por tanto es mejor seguir regando la misma cuantía de tiempo pero con riegos mucho más frecuentes, ante temperaturas altas, para mojar siempre la misma superficie. Otra de las razones para elevar la frecuencia de riego es que con las altas temperaturas, el agua se evapora con mayor rapidez por lo que es necesario incrementar el aporte hídrico de nuestros cultivos.

Una forma de aprovechar mejor el agua del riego es aplicar EDYPRO HUMECTANTE para conseguir bulbos anchos con una óptima distribución del agua de riego en las partículas del suelo y reteniéndola, para que la planta pueda tomarla según sus necesidades hídricas.

 

2.-Ante las altas temperaturas, otra de las recomendaciones es proteger la planta del sol. Si el cultivo es al aire libre, bien sean frutales o cítricos, no existen parasoles para ello. Por tanto, se recomienda aportar magnesio que aumente el nivel de clorofila en las hojas aumentando su resistencia a la radiación excesiva. En este caso desde EDYPRO hemos desarrollado EDYMAG, corrector de carencias de magnesio con gran facilidad de asimilación que ofrece resultados muy visibles en los cultivos ya que el magnesio aumenta el nivel de clorofila y las hojas de los cultivos son más resistentes a las quemaduras del sol.

Además, la masa foliar de los cultivos, con la aplicación de EDYMAG queda más vigorosa porque aumenta el potencial de fotosíntesis, lo que repercute en una mayor protección de los frutos del “efecto manchado”, quemaduras que aparecen en el fruto por exceso del sol.

 

3.-En cultivos bajo abrigo es imprescindible el “blanqueo” que reduce la radiación del sol y el estrés que este provoca en las plantas.  Cuando baja la intensidad lumínica y las temperaturas, este blanqueado, se lava y se quita y el invernadero queda con suficiente luz.

 

Si necesitas más consejos para proteger tus cultivos de las altas temperaturas sin que afecten a la calidad de los mismos o necesitas que nuestros técnicos diseñen un plan a medida para esta situación, ponte en contacto con nosotros aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad