Fertilizantes Biotecnológicos

La capacidad productiva de los cultivos está condicionada en buena parte a la traspiración, que realiza la planta a través de las hojas, durante el proceso de la fotosíntesis diaria.

 

En los invernaderos, a medida que pasa el tiempo, se va generando una “polución”, que queda depositada sobre las hojas y se fija por la humedad atmosférica del rocío de la noche.

 

Este recubrimiento sobre el cultivo dificulta la respiración a través de las estomas y reduce el nivel de fotosíntesis y creación de energía en la planta.

 

Desde EDYPRO, en nuestro afán de lograr la mejora continua en la producción de los cultivos bajo abrigo, le recomendamos una solución práctica y eficaz, que a la vez les permite obtener frutos limpios, brillantes y bien presentados (algunas plagas como la Araña u hongos como Oídio, encuentran en este depositado “polución” que existe sobre las hojas, el lugar perfecto para anidar y reproducirse).

 

 

Con la aplicación de MELASTOP, de 3 a 3,5 L x 1000 L aplicado con el “pistolete” convencional a una presión de 30-35 atm y pulverizando de arriba hacia abajo, la planta logra una excelente limpieza de la parte foliar y mejora de modo significativo la actitud del cultivo.

 

A la vez, es un producto:

-Sin residuos,

-Respeta a los auxiliares,

-Tiene efecto directo sobre insectos alados como adultos de Mosca Blanca. 

 

Durante el invierno, la ventilación adecuada es imprescindible para reducir la humedad ambiental y prever de este modo las infecciones fúngicas que provocan ataques de Botrytis y Mildiu. Las ventanas laterales y superiores (cenitales), están protegidas con las mallas para evitar que entren insectos, pero estas mallas al igual que la planta, con el tiempo quedan colmatadas de “polución” impidiendo la correcta ventilación de los invernaderos.

 

Es recomendable realizar periódicamente un lavado de las mallas cuando veamos que la ventilación es insuficiente. 

 

 

MELASTOP de 4 a 5 L x 1000 L aplicado con el “pistolete” convencional a una presión de 30-35 atm y pulverizando de arriba hacia bajo la malla, logra una excelente limpieza.

 

Esta combinación también es muy útil para lavar la cubierta de los invernaderos cuando el plástico ya tiene varios años y la suciedad acumulada impide la buena intensidad lumínica, para buen funcionamiento de cultivo. Desde mediados de Diciembre y hasta finales de Enero, las plantas tienen la mayor necesidad lumínica, por lo cual ahora es la época perfecta para este “lavado”, que agradecerá su cultivo.