Fertilizantes Biotecnológicos

El calcio es uno de los elementos nutritivos más importantes puesto que se encuentra en toda la planta y es imprescindible para su correcto desarrollo y estabilidad. 

Promueve el alargamiento celular, fortalece las estructuras celulares, protege a la planta de enfermedades y estrés por temperaturas extremas. Tiene un papel importante en el aprovechamiento de otros nutrientes, por lo que afecta a la calidad final de la planta y de los frutos, y como consecuencia, en las cosechas finales.

En las hortalizas de cultivo intensivo (tomate, pimiento, berenjena, calabacín y pepino), la deficiencia de calcio es difícil de manejar y supone un problema en la producción de las hortalizas a causa de la pudrición del ápice del fruto que provoca esta deficiencia.

La movilidad del calcio en las plantas es limitada y la deficiencia de calcio aparece en las hojas más jóvenes y en la fruta, al tener una tasa de transpiración muy baja. Por lo tanto, es necesario tener un suministro  de calcio para un crecimiento continuo.

La carencia de calcio puede deberse a diferentes motivos: falta de calcio asimilable en el suelo, bajo nivel de aportaciones o falta de asimilación por parte de la planta. 

A continuación se muestran unas imágenes de unos tomates, pimientos y cítricos, afectados por el síntoma "Peseta", causada por una deficiencia localizada de calcio en los tejidos del fruto, que puede derivar en una pudrición interna. 

HYDROCAL es un corrector de carencias de calcio de rápida absorción, altamente valorado por los agricultores que lo aplican a sus cultivos. Desplaza las sales tóxicas del suelo acumuladas por las aguas de riego y la aplicación de algunos fertilizantes y aumenta la consistencia y la coloración de los frutos en la fase de maduración. 

En las hortalizas con carencias de este micro-elemento, EDYPRO está recomendando la aplicación de COUPE REGENERACIÓN en primer lugar, a una dosis de 60-80 L/ha y por aplicación y posteriormente, HYDROCAL  vía riego a una dosis de 20L/ha, cada 15 días.

Asimismo, las aplicaciones y las dosis dependen de la situación exacta de la falta de calcio.